RINOPLASTIA HOMBRE (MASCULINA)

La rinoplastia masculina puede servir para mejorar la respiración de un hombre que tiene problemas respiratorios debido a malformaciones o lesiones en el hueso o cartílago o para cambiar los rasgos de su nariz (operación estética). Muchos hombres aprovechan la ocasión y cuando se realizan la cirugía de nariz, hacen las dos cosas a la vez.

La rinoplastia masculina es una operación que se ha hecho muy popular entre aquellos hombres que quieren cambiar algún rasgo de su nariz. Según el Centro Médico Teknon de Barcelona, el número de rinoplastias que se practican a hombres ha aumentado un 35% en los últimos tres años, convirtiéndose en la segunda intervención más solicitada por los hombres, por detrás de la blefaroplastia (cirugía de párpados).

La rinoplastia masculina suele tener unas pequeñas diferencias con respecto a la rinoplastia femenina, tanto en la intervención en sí, como en los rasgos que se buscan. Estas diferencias son:

  • La duración de la intervención suele ser algo mayor en los hombres que en las mujeres ya que las estructuras óseas de la nariz de los hombres son más grandes que la de las mujeres.
  • El cirujano debe ser muy cuidadoso al manipular los huesos de la nariz para evitar dejar una nariz de aspecto afeminado.
  • El período de inflamación suele ser más corto en los hombres, ya que los capilares de la piel son más resistentes.

Es necesario recordar que:

  • Un buen candidato para la rinoplastia masculina debe ser un hombre de más de 18 años.
  • Los riesgos de la rinoplastia masculina pueden ser: inflamación, sangrado nasal frecuente, entumecimiento, cicatrices desagradables, lesiones en los nervios y vasos sanguíneos rotos.
  • Los resultados finales se comprobarán transcurridos un mínimo de 6 meses desde la operación. Una vez ha pasado ese período, la nariz estará completamente deshinchada.
  • Es imprescindible seguir las indicaciones para el postoperatorio al pie de la letra.

La mayoría de los hombres que se han sometido a una rinoplastia experimentan cambios importantes. Se sienten más seguros de sí mismos, pueden respirar sin dificultades y están más contentos con su nueva nariz.