Retoques en la cirugía de nariz

Las personas que ya se hayan sometido a una cirugía de nariz a menudo necesitan un pequeño retoque para darle un acabado final a la rinoplastia. En algunos casos, en cambio, pueden surgir imprevistos que exijan una segunda intervención para corregir un eventual problema.

Al contrario de lo que supone la mayor parte de los pacientes, los retoques en cirugías de nariz son bastante frecuentes. Algunas de las razones que llevan a una persona que ya se ha sometido a una rinoplastia a una segunda consulta son:

  • La persistencia de pequeños bultos después de la primera intervención,
  • La disminución de tamaño de las fosas nasales,
  • La comprobación de alguna asimetría,
  • La presencia de una curva muy grande
  • La aparición de problemas asociados a la respiración

Los motivos que pueden exigir una rinoplastia de retoque pueden variar desde una intervención deficiente, un especialista que no domina la técnica de la cirugía nasal o la creación de expectativas erróneas por parte del paciente antes de la operación de nariz. Los retoques en cirugía de nariz, en algunos casos, pueden requerir volver a realizar toda la cirugía desde el comienzo (aunque no es lo más habitual).

Una de las mejores maneras de evitar segundas operaciones es la de realizar una examen exhaustivo en el momento de realizar la primera intervención. El uso de imágenes computarizadas puede ser de gran ayuda para tener un panorama más o menos preciso de la forma que tendrá el rostro del paciente después de la operación. En todos los casos, el especialista deberá asegurarse de comunicar al paciente las ventajas y desventajas que acompañan a la operación. Muchas veces los pacientes no sugerirán las formas de nariz más convenientes para ellos, sino la que realmente les gusta, como por ejemplo la nariz de una modelo. Aquí entrará la labor del médico especialista que deberá explicar al paciente que cualquier nariz no encaja bien con cualquier tipo de rostro y sugerir la que mejor encaje con su rostro. El paciente deberá analizar cuál de las propuestas que le sugiere el cirujano le convence más y se ajusta más a sus gustos personales.

Comments are closed.