SELECCIONAR EL MEJOR CENTRO CIRUGIA ESTETICA

La elección del cirujano adecuado y del Centro en el que te vas a realizar la rinoplastia son las decisiones más importantes antes de someterte a una cirugía de nariz. Los resultados de la operación nasal estarán directamente relacionados con la calidad y experiencia del cirujano que la lleva a cabo.   Para conseguir este objetivo, tómate el tiempo necesario para elegirlo adecuadamente.  Una rinoplastia bien hecha puede tener un impacto muy positivo en tu rostro. Ten en cuenta que vas a vivir con los resultados de esta operación el resto de tu vida, por lo que vale la pena buscar muy bien quién la va a llevar a cabo.

Para la selección de un buen cirujano plástico, te recomendamos que elabores una lista de cirujanos y/o centros. Para ello, podrás buscar en internet, preguntar a conocidos, etc…  Una vez confeccionada esta lista, pide consulta con un mínimo de 2 ó 3 de estos cirujanos plásticos para que estudien tu caso.

A continuación te damos una relación de los aspectos más interesantes que deberían cumplir estos cirujanos:

  • Que tenga un mínimo de 5 años de experiencia en Cirugía y 2 en Cirugía Plástica.
  • Que esté adherido a un estricto código de ética.
  • Que te informe debidamente sobre el procedimiento y te de la posibilidad de que le preguntes por las alternativas disponibles así como por las posibles complicaciones y efectos secundarios. Sus palabras serán clave para que puedas tomar la decisión final de si deseas someterte a una rinoplastia o desechar la idea por completo.
  • El aspecto del cirujano estético también tiene su importancia. Cuando hablamos de rinoplastia, hablamos de cirugía estética y es importante ver qué importancia da el médico a su propio aspecto, pues después trabajará sobre tu imagen.
  • El cirujano deberá acreditar su experiencia y tener el título universitario correspondiente. Muchos cirujanos estéticos no poseen un entrenamiento quirúrgico formal y basan su práctica en pequeños cursos de algunas semanas o meses. La práctica es un punto indispensable para obtener buenos resultados. Es importante que tengas la seguridad de que el cirujano sigue formándose, mediante cursos y titulaciones sobre nuevas técnicas.  Tu cirujano debería estar bien informado sobre los avances y mejoras que se producen en el campo de la cirugía estética.
  • El cirujano debe inspirarte confianza. Deberías sentir que el cirujano plástico,  además de un profesional, es tu aliado que va a formar parte del proceso.  El cirujano deberá advertirte de todos los riesgos del postoperatorio y de aquellas modificaciones de la nariz que sean técnicamente imposibles o arriesgadas.
  • Ten en cuenta que aproximadamente uno/dos de cada 10 pacientes debe de hacerse retoques en la nariz después de la primera operación.   Este factor depende no solo de si la rinoplastia se ha llevado a cabo correctamente sino también de las características personales del paciente, cómo ha ido preparado a la cirugía, qué postoperatorio ha hecho y como evoluciona después de la rinoplastia. La necesidad de retoques después de la operación de nariz ocurre incluso a los mejores cirujanos plásticos, cuando la el paciente no ha evolucionado como debía.  Dado que esto puede ocurrir, deberías pedir al centro que te especifique cuál será la política en ese caso y si deberás pagar la segunda operación (en caso de ser necesaria) o si ésta quedará incluida en el precio.  Si la clínica o cirujano te dicen que eso no va a ocurrir, desconfía de ese cirujano o Centro.

El cirujano debería preguntarte tu historial médico, para asegurarse de que no hay motivos médicos que te impidan realizarte la cirugía de nariz. Hemos elaborado y reunido una serie de preguntas que te pueden resultar muy útiles a la hora de seleccionar el cirujano plástico adecuado.  También te recomendamos que revises la sección sobre la consulta inicial para encontrar que aspectos deberá tratar el cirujano plástico antes de la rinoplastia.