RINOPLASTIA (CIRUGIA NARIZ) EXPLICADA

En términos generales la rinoplastia dura entre 1 y 3 horas aunque el tiempo total estará condicionado por las características y complejidad de la operación.  Antes de la  cirugía deberás ir preparado y seguir todos los consejos que te haya dado previamente tu cirujano.

Cuando te lleven a la mesa de operaciones, te colocarán una vía intravenosa en el brazo.  Esta vía se utiliza para administrarte medicación durante la cirugía.

Anestesia local o anestesia general

Seguidamente, se te administrará anestesia general o local y te limpiarán bien la cara para eliminar cualquier resto de impureza o bacteria que tengas en el rostro.  El tipo de anestesia se decide, entre otras cosas, por la complejidad de la cirugía de nariz y por tu actitud ante la rinoplastia. Cuando la anestesia es local, te darán algunos tranquilizantes para que te mantengas consciente y tranquila durante la operación. En este caso, el cirujano podrá consultarte algún aspecto durante la rinoplastia.  Con la anestesia general, el paciente queda totalmente sedado y no se entera de nada de lo que ocurre a su alrededor. El paciente no siente dolor en ninguno de los dos casos aunque muchos pacientes que se operan con anestesia local declaran que es una experiencia “desagradable” porque pueden oir todo lo que va ocurriendo.

Técnica abierta o cerrada

En la rinoplastia abierta, el cirujano hace una pequeña incisión en la columela (que es la parte de la piel que se encuentra entre la punta de la nariz y la base de la nariz,  La incisión será en forma de Z).  Seguidamente,  levanta la piel de la nariz, separándola de la estructura ósea y cartilaginosa. Una vez finalizada la cirugía, vuelve a colocar la piel sobre la nueva estructura y hace una pequeña sutura en la columela. De esta manera, queda una marca imperceptible (es una puntada muy pequeña, casi invisible, que se produce en la unión del tabique con el labio superior, en el medio de las fosas nasales).  La rinoplastia cerrada consiste en realizar la operación por dentro de las fosas nasales, sin dejar rastros quirúrgicos a la vista.

La Cirugía Dependerá de cada caso:

Los pasos que dará el cirujano durante la rinoplastia dependerán de las características de la operación y de los cambios estéticos que te vayan a realizar en la nariz.  A continuación se dan algunos ejemplos de algunas rinoplastias comunes:

  • Si el cirujano te va a hacer más fina la estructura de la nariz, introducirá un instrumento similar a un cincel y dará unos golpecitos con un martillo de goma para romper los huesos de la nariz.  El cirujano no se limita simplemente a romper tu nariz con un martillo sino que lo realiza con mucha precisión.   Después los volverá a juntar para formar una estructura más estrecha.  También podrá dar a la nariz mayor profundidad si fuera necesario.  El cirujano también podrá hacerte una estructura más ancha siguiendo unos pasos similares.
  • Si tienes una pequeña joroba,  posiblemente la reducirán con una lima especial.

Una vez terminada la rinoplastia, las incisiones se suturan. El cirujano plástico hará todo lo posible para que las cicatrices se noten lo mínimo posible.

Colocación de la férula:

Seguidamente, el cirujano te colocará una férula de plástico o metal  para proteger la nariz y sujetar la nueva estructura los primeros días después de la rinoplastia.  Además te podrán añadir rellenos nasales (gasas, vendajes, algodones, etc) en las fosas nasales para estabilizar y sujetar el tejido interno y reducir el sangrado.

Los huesos de la nariz se soldarán rápidamente, aunque deberás abstenerte del  ejercicio y de determinados deportes hasta que tu cirujano te de el alta definitiva.  Deberás seguir, al pié de la letra, todas las indicaciones que te dé tu cirujano.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.